Centenario Gloria Fuertes

 

 

 

  …Es importante que los niños lean poesía.
Y es más que importante, es necesario…

 


…Los niños que leen poesía se aficionan a la belleza del lenguaje y seguirán leyendo poesía toda su vida…
 


...Un niño con un libro de poesía en las manos nunca tendrá de mayor un arma entre ellas…”
 


Gloria Fuertes goza de un extraño don que pocas veces se da en nuestro panorama literario: su poesía llega a todo tipo de lectores, su emoción humanísima abraza a todas las gentes.

Pacifista a ultranza, ha utilizado el arma de la palabra especialmente contra las guerras, sin olvidar otros dramas y dolores humanos.
Espontánea, divertida, irónica, disparatada, tierna, afectiva, surrealista, sencilla, solidaria, sincera y siempre comprometida... ella, como su poesía, es única e irrepetible. Gloria, sin lugar a dudas, es como escribe y escribe como es. Habla siempre en tono confidencial y amigable, todo lo hace sencillo y cotidiano, pero con la grandeza de tener siempre un alma con una inmensa capacidad de asombro ante la vida.